SOBRE NOSOTROS

Toda empresa con miras al futuro y espíritu emprendedor sufre cambios y, al hacerlo, se transforma adquiriendo mayores ingresos, departamentos y retos.

Servicios Nacionalmente Regulados

En SIMPSA (Servicios Integrales Marítimos y Portuarios S.A. de C.V.) nos preocupamos porque todas nuestras maniobras y servicios cumplan con un marco legal aplicado, en aras de garantizar la calidad y seguridad tanto de nuestros clientes como de nuestro equipo.

 

Nuestra política de transparencia asegura que la información siempre sea accesible, y la aplicación de las medidas adecuadas se traduce en mejores servicios y mayor satisfacción.

a

Nuestros Clientes Primero

La confianza es fundamental en la relación con nuestros clientes. Fundamentalmente, todo lo que hacemos se basa en la confianza que hemos construido con ellos durante muchos años de colaboración y trabajo duro.

 

Nos esforzamos por ofrecer calidad en la gestión de Servicios Marítimos y Portuarios para que puedan disfrutar de nuestras soluciones con total seguridad.

Los Mejores Expertos

Nuestro equipo está conformado por profesionales expertos del ramo y trabajadores capacitados según los estatutos del programa inscrito ante la Secretaría de Trabajo y Previsión Social.

 

Contamos con capacitación y mejora de técnicas constantes para ofrecer el más alto servicio con los métodos más recientes.

NUESTRA HISTORIA

El servicio de amarre y desamarre de cabos a buques, que arriban al Puerto de Manzanillo, da inicio alrededor del año 1920 justo cuando, al llegar un buque, los tripulantes le hicieron señas a una persona que se encontraba en tierra. Le dijeron que le lanzarían una bola Turc, conocida hoy en día como “La tiradera“, para arribar.

 

 Es entonces cuando esta persona comprende que existe la posibilidad de comenzar a ofrecer este servicio en el puerto, a todos los buques cuyo destino fueran las costas de Manzanillo.

Para el año de 1935, todos estaban ya organizados en el puerto, y fue hasta 1946 cuando se registró legalmente el servicio de amarre y desamarre de cabos, con el número 2,219, ante el Departamento de Registro de Asociaciones de Sindicatos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.  Se llamó “Sindicato Autónomo de Amarradores de Buques” adherido a la Confederación Regional Obrera Mexicana (C.R. O.M.).

 

Fue ahí cuando se logró oficialmente el objetivo principal de este equipo iniciador: tener mayor formalidad y presencia en las agencias navieras que representaban a los buques en el puerto de Manzanillo.

NUESTROS CLIENTES

Atender a nuestros clientes significa también estar atentos a sus necesidades y aspiraciones, así garantizamos que nuestro trabajo cumpla siempre con sus más altas las expectativas.